UNA CATEDRA FULLANA contra la IGNORANCIA ACOMPLEJADA

UNA CATEDRA  FULLANA  contra la IGNORANCIA ACOMPLEJADA

LLENGUA VALENCIANA

El President Camps  haría bien en sacudirse la molicie  servil que nos montó Zaplana con su  obsoleta y domesticada  AVL  (=Academia antiValenciana de la Lengua barceloní) y , por lealtad al Poble Valencià  haría bien en   restaurar   y dotar  una CATEDRA de la LENGUA VALENCIANA  en alguna de las Universidades de la CV , vigilando, severísimamente,  el pedigrí  “authentic”  de sus profesores:  libre de  “traidors i venuts”.
Y, para  ser fieles a una centenaria tradición  ya creada,  dicha  CATEDRA  deberia de  rescatar el nombre de nuestro gran filólogo valenciano,  Pare Lluis FULLANA , restaurando así  y recuperando algo que ya existió  hace ahora casi un siglo.

Frente a trapisondas dogmáticas  e iletradas  del ingeniero Pompeu Fabra para fabricarse su neolengua catalaní,  el Pare Fullana  colaboró  de manera  muy eficaz e inteligente a marcar las diferencias entre la LENGUA VALENCIANA  y el nuevo idiolecto fabrino.
Fullana, filólogo muy  versado  en las lenguas románicas publicó en 1915 su “Gramática Elemental de la Lengua Valenciana”  y , al poco,  siguiendo las directrices marcadas por LO Rat Penat  diseñó su "Proyècte de Normas Ortográfiques" para el valenciano. Y se hizo gestiones  para la creación  de una “Cátedra de Lengua Valenciana”  en la Universidad de Valencia. El Ayuntamiento de Valencia  hizo la petición ante el Ministro de Instrucción Pública y se concedió   su creación  gracias   al escrito de notificación  del 19 de diciembre de 1915  del rector de la Universidad  al Director-Decano del “Centro de Cultura Valenciana” :
"Tengo el honor de poner a disposición del Centro que V.E. tan merecida y dignamente dirige, el aula n.º 7 de esta Universidad, con  el fin de que, realizando los deseos expuestos  por  medio  de   V.E. en la instancia presentada el día 20 de noviembre último en este Rectorado, desempeñe la R.P. Fullana la Cátedra de Lengua Valenciana, a la hora que tenga a bien señalar el Decano de la Facultad de Filosofía y Letras".
El 27 de enero de 1918  se celebró en el aula 7 de la Universidad de Valencia  el acto de inauguración  de la Cátedra de l ´Idioma Valencià  y el Pare Fullana impartió su lección inaugural  ante un nutrido auditorio de catedráticos y alumnos  donde marcaba las diferencias fonéticas, morfológicas y sintácticas  con el neocatalaní, “diferencias que existixen  desde el mateix sigle XIII”.
( Aunque, en realidad, habría  que recordar que en esa fechas  lo que se hablaba en los Condados de la Marca Hispánica eran DIALECTOS del PROVENZAL).
En 1921 el Pare  Fullana publica su “Vocabulari Ortografic: Valenciá-Castellá”(Editorial Edeta.Valencia,1921), que dedicó al Rector de la Universidad Literaria de Valencia y en el que decía : “La ciutat de Valencia, ab tot lo seu Realme (=regne), vos deu etern agraiment per haver acollit, ab tot lo vostre entusiame de verdader valencià, l´intent i els desijos que lo Centre de Cultura Valenciana va tindre en la creació d´una Cátedra de Llengua Valenciana en l´Universitat Literaria” … Una Universitat Literaria de Valencia, con unos intelectuales y un Rector, a años luz en rigurosidad y lealtad histórica con el Poble Valencià , de la actualmente existente.
El 26 de noviembre  de  1926 por Real Decreto se amplía a 42 los sillones de la Real Academia de la Lengua, para dar cabida a las lenguas vernáculas. A la Lengua  Valenciana le corresponde una plaza y por votación de la Academia es nombrado el Padre Fullana.
En 1927  en  cumplimiento de dicho  Real Decreto de 26 de noviembre de 1926, el Pare Fullana es nombrado Académico de Número de la Real Academia Española de la Lengua ocupando el sillón de la Lengua Valenciana de la R.A.E.
Con fecha de 11 de noviembre de 1927 Fullana tomaba posesión de la Cátedra de Lengua Valenciana con el discurso: “Evolución del verbo en la lengua valenciana”. El discurso estaba dividido en dos partes: 1. “Diferencia del valenciano respecto a otros romances, entre ellos el catalán”; 2.“Orígenes del valenciano y su protección por la Real Academia”. El discurso de respuesta y acogida lo realizó el también valenciano y académico José Alemany Bolufer, destacando los méritos sobrados del Pare Fullana: “…porque no hay entre los valencianos de hoy quien como él se haya dedicado al estudio de la lengua valenciana, publicando obras y dando cursos y conferencias en la Universidad Literaria de Valencia para divulgar el conocimiento científico de aquella”.
Pese a que el Artº 1 de dicho  Real Decreto de 26 de noviembre de 1926 dice " Se crean dos secciones  para el idioma catalán, uno para el valenciano, uno para el mallorquín, dos para el gallego y dos para el vascuence" y pese a que en el "Artº 3."  Leemos  "Se crean en la Real Academia tres secciones, denominadas: de la lengua catalana Y SUS VARIANTES VALENCIANA Y MALLORQUINA; de la lengua gallega; y de la lengua vascuence……." . Esa afirmación de  “variantes  del catalaní”  NO TIENE VALOR CIENTIFICO  ya que hay que  hay que recordar el contexto de politiquería manipuladora  en que se produce la creación de dichas secciones:
Era el momento que  el NAZIonalismo catalán   hacía músculo e hinchaba  pecho porque  el filólogo alemán Meyer  Lübke, tras  haber sido  “onerosamente fidelizado” (money, money, money …)  por la burguesia nazionalista catalana  para que les redactara el libro “ Das Catalanische  in den Werken” (1925) ,  había elevado a la categoria de “lengua catalana”   el infame e infecto dialecto barceloní    pero con la afirmación de sus concordancias con el PROVENZAL  para todo el conjunto idiomático catalá-valenciá-balear.
 Pero  esa nueva clasificación de MEYER-LÜBKE fue totalmente despreciada y rechazada por los filólogos romanistas, e historiadores nacionales e internacionales como Pierre Fouché, Kaufman, J. Adwiger, J. Entwistle,, J.Saroïhand, Menéndez y Pelayo, Menéndez Pidal, Fullana, Ourella de Lema, Luca de Tena, Ubieto, Cabanes,….
”que demostraron el error de método de sus tesis (las de Meyer-Lübke) al determinar la posición del catalán sin tener en cuenta ni los dialectos españoles – como por ejemplo los de Aragón y de León y los dialectos mozárabes…” (pág 293. “Manual de Lingüística Románica “ B.E. Vidos. Universidad. de Nimega, 1963) .
Y , además, conviene aclarar también  que esta nueva denominación  de Meyer-Lübke  para el  “dialecto barceloní”  fue INVALIDADA  por el reputado gramatista y filólogo Menendez Pidal en su obra “Gramática Histórica” (Madrid.1977) donde demostró la falta de rigurosidad de Meyer Lübke a la par que reconocía la independencia idiomática de la LENGUA VALENCIANA :”Es la Lengua Valenciana la primera lengua romance literaria de Europa de cuyos clásicos no sólo aprendieron los catalanes, sino incluso los castellanos”.
La falta de rigurosidad de Meyer-Lübke estribaba  en que la artificial creación del neo-catalán sobre la base lingüística del dialecto barceloní no estaba fundamentada:
1. ni en etimologías genuinas, (propias de una lengua histórica como la valenciana).
2. ni en los principios y leyes de la Gramática Histórica  que rigen la evolución de una lengua.
3. ni en la autoridad de unos AUTORES CLÁSICOS al carecer del Siglo(y medio) de Oro Literario (s. XV y XVI) , que pertenece , EXCLUSIVAMENTE, a la Lengua Valenciana .
TRES CARACTERÍSTICAS que, por el contrario, SÍ que posee la LENGUA VALENCIANA .
En 1928 , el Gobierno de la Dictadura de Primo de Rivera  suprimió la Cátedra de Lengua Valenciana haciendo gala , otra vez más de la consiguiente politiquería acientífica , veleta  cambiante  al servicio  de las locas ambiciones  del NAZIonalismo catalán .
El 23 de noviembre de 1936 se publica en la Gaceta de la República , nº 328 ,  firmado por Manuel Azaña, el Decreto  en el que se aprobaba la creación de un Instituto de Segunda Enseñanza que llevaría por nombre Lo Palleter   en las instalaciones del antiguo colegio La Pureza situado en la Travesía la Borrasca del barrio del Grao de Valencia.
En este instituto se creaba a su vez una cátedra de Lengua y Literatura Valenciana que se integrará en el plan de estudios que aprobaría , posteriormente, el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.
En Septiembre  de 1939 se reunió la Real Academia Española en San Sebastián bajo la presidencia de José Maria  Pemán por ausencia de Menéndez Pidal y juró su cargo de académico el Pare Fullana.
La suprema IGNORANCIA  de muchos de  nuestros  acomplejados políticos valencianos  les ha embarcado, desde siempre,   hacia  incomprensibles actitudes genuflexas ante lo que siempre ha sido un infame e infecto dialecto : el barceloní . Ya es hora de que se sacudan esa molicie  iletrada   y  rescaten  una CATEDRA  FULLLANA    para nuestra merecida  LENGUA VALENCIANA .
Sus indiscutibles  CREDENCIALES HISTÓRICOS  la avalan y será una  CÁTEDRA  contra la IGNORANCIA.